Huelga de alimentos y sueldos en Egipto / Food and Wage Strike in Egypt

 

Los egipcios están pagando el precio de la globalización y sus políticas neo-liberales. La huelga convocada para el 6 de abril por activistas y trabajadores en una de las fábricas más grandes del estado supone un presagio de la existencia de problemas sociales en el país. Los llamamientos a la huelga y la movilización de la misma han sido efectuados por grupos de la oposición a través de teléfonos móviles y de Internet. 

El diario liberal al-Misri al-Yom informó de un total de 222 huelgas, manifestaciones y protestas en 2006, y de 580 en 2007. El número de trabajadores involucrados en estas acciones colectivas oscila entre los 300.000 y los 500.000. Las huelgas en 2007 contaban con trabajadores de la industria textil y de confección, empleados de materiales de construcción, trabajadores de transporte, operarios del metro de El Cairo, empleados de transformación de alimentos, panaderos, trabajadores del alcantarillado, operarios de petróleo en Suez, así como otros empleados de las industrias del sector privado.

 Esta huelga es la última de una serie de acciones, por parte de los trabajadores, en las que manifiestan su disconformidad e ira por la inflación, la falta de pan subvencionado y otros alimentos básicos. Según fuentes egipcias, entre 2005 y 2008 los precios de los alimentos básicos subieron al menos un 33 por ciento en el caso de carne, y un 146 por ciento en el del pollo. Más de un tercio de la población egipcia vive en el umbral de la pobreza, con 2 US$ al día. 

En un interesante artículo publicado en Al Ahram del Cairo, Taha Abdel Alim escribió sobre “Los Orígenes de los Problemas de Seguridad de los Alimentos”. En su artículo, este experto egipcio ofrece una visión general sobre la importancia que los alimentos básicos han tenido a lo largo de la historia de su país. Fundamentalmente, la producción de trigo y pan en Egipto ha sido siempre un símbolo potente de los vaivenes económicos del país. 

Durante toda la historia de Egipto, el estado ha sido el dueño mayoritario de la tierra y el distribuidor de la cosecha de trigo. Los agricultores eran obligados a entregar su producción de trigo al gobierno central; después de los impuestos, recibían entre dos tercios y una quinta parte de su cosecha. 

Abdel Alim apunta que la lección primordial de la historia de Egipto es que la obtención de una buena o mala cosecha estaba en función de si el gobierno en cuestión estaba en sintonía con las necesidades del pueblo. “La vida o la muerte para los egipcios dependió de lo equitativo o no de su parte de la producción alimenticia.”  Esto también fue una de las fuentes principales de apoyo de varios gobernantes egipcios, desde los faraones hasta el Presidente Husni Mubarak. 

Bajo el control colonial, la plantación de algodón sustituyó al trigo y Egipto “fue transformado para pasar a ser de un exportador neto de trigo y otros alimentos a un gran importador, salvo durante las dos Guerras Mundiales.”

La crisis alimenticia en Egipto es, además, un reflejo del crecimiento constante de la población. Ésta creció desde 36,6 millones en 1976 hasta 72,6 millones en 2006. 

A parte de que la huelga del día 6 es considerada un éxito o no, el futuro de Egipto depende de un reparto más equitativo de los recursos principales del país, así como de quién reemplazará a Hosni Mubarak como Presidente.  

http://news.bbc.co.uk/2/hi/middle_east/country_profiles/737642.stm

 

 FOOD AND WAGE STRIKE IN EGYPT

Egyptians are paying the price of globalization and neo-liberal policies. The strike called for today (April 6) by activists and workers of one of the biggest state-owned factories is a harbinger of social unease in the country. Calls for the strike have been organized and mobilization was done by opposition groups making use of mobile phones and through the internet. 

The liberal daily al-Misri al-Yom reported a total of 222 strikes, demonstrations and protests in 2006 and 580 in 2007. The number of workers involved in these collective actions range from 300,000 to 500,000. The strikes in 2007 included workers from the textile and clothing industry, building material workers, transport workers, the Cairo subway workers, food processing workers, bakers, sanitation workers, oil workers in Suez and other private  sector industrial workers. 

This strike is the latest in a series of workers actions expressing popular discontent and anger over inflation, shortage of subsidized bread and other basic foodstuffs. According to Egyptian sources, between 2005 and 2008, prices of basic foodstuffs rose by at least 33 percent for meat, 146 percent for chicken. More than a third of Egyptians live below or just above the poverty line of 2 US Dollars a day. 

In an interesting and informative article published in today’s edition of Cairo’s Al Ahram, Taha Abdel Alim wrote about “The Origins of the Food Security Issue.” In his article, the Egyptian expert gives an overview of the importance of basic foodstuffs throughout his country’s history. Fundamentally, the production of wheat and bread in Egypt has been a major symbol of the country’s economic ups and downs. 

Throughout the history of Egypt the state was the major owner of land and distributor of wheat harvest. Farmers had to hand in their wheat production to the central government and following taxation received 2/3 or 1/5 of their harvest. 

Abdel Alim writes that the basic lesson from Egypt’s history is that good or bad wheat harvests depended on whether governments were in tune with people’s needs.  “Life and death for the Egyptians were dependent on how equitable was their share of the food production.” This was also one of the basic sources of support for Egypt’s various rulers from the Pharaohs to President Hosni Mubarak. 

Under colonial rule cotton plantation replaced wheat and Egypt “was transformed from being a net exporter of wheat and other foodstuffs to a major importer except during the two World Wars.”

 The food crisis in Egypt is also a reflection of the country’s growing population. Demographically, Egypt’s population grew from 36.6 million in 1976 to 72.6 million in 2006.

 Whether today’s strike succeeds or fails Egypt’s future hinges on a fairer distribution of the country’s major resources and on who will replace Hosni Mubarak as president.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/middle_east/country_profiles/737642.stm

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Egipto, Oriente Medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s