La república de Hizbulá / Hezbollah’s Republic

Hizbulá, el Partido de Dios, creado y apoyado por Irán para luchar contra la ocupación israelí en Líbano, desde principios de los años ochenta, se ha convertido en una amenaza real para lo que queda de la soberanía libanesa.

El martes se declaró una huelga de trabajadores en Líbano y los partidarios de Hizbulá corrieron desbocados quemando neumáticos y tiroteando a las fuerzas políticas rivales y al ejército libanés. Todo esto en el contexto de acusaciones abiertas lanzadas por el gobierno libanés de que las milicias religiosas nacionalistas chiíes habían creado su propia red telefónica en las áreas bajo su control, lo que contraviene de manera directa las leyes del país. En su reunión interna más reciente, hace 3 días, el gobierno ordenó a Hizbulá que desmantelara esta red. Hizbulá replicó que la comunicación forma parte de su lucha contra Israel.

La principal función del Partido de Dios es la de ser el brazo largo de la República Islámica de Irán en su gran objetivo: el de ayudar y apoyar a grupos y comunidades chiíes en todo Oriente Medio. Irán emplea grupos como Hizbulá en Líbano y Hamás en Gaza para extender su influencia en la región.

Hasta principios de los años setenta, a la comunidad chií en Líbano le faltaban líderes, estando bajo el control de señores feudales cuyo interés principal era mantenerse en el poder. En el mosaico libanés, los chiíes salieron perdiendo, siendo tratados como ciudadanos de segunda.

Desde mediados de los setenta y hasta hoy, Irán decidió movilizar a los chiíes de Líbano e iniciaron un proceso para ofrecer ayuda económica y militar a las milicias en ciernes.

La invasión israelí de Líbano en 1982 hizo que Hizbulá se convirtiera en una de las organizaciones más importantes de la comunidad chií. Este grupo contó con el apoyo tanto de Siria como de Irán en la creación de una extensa red de servicios sociales, así como en el entrenamiento de una reducida, pero armada y disciplinada, fuerza cuya razón de ser era combatir la ocupación israelí. Hizbulá hoy goza de gran popularidad entre importante sectores de la comunidad chií en Líbano.

La guerra de los israelíes contra Líbano en el verano de 2006, que acabó en tablas, posicionó a Hizbulá como un contrincante serio capaz de enfrentarse al ejército más poderoso de Oriente Medio durante más de un mes. Desde entonces, Hizbulá intenta, siempre respaldado por sus sponsores sirios e iraníes, sabotear y destruir lo que le queda a Líbano del boato de su soberanía. El país se encuentra sin presidente desde noviembre, el Parlamento no se ha convocado en todo un año; y este verano Michel Suleiman, el comandante de las Fuerzas Armadas Libanesas, debiera jubilarse. Hizbulá se prepara para jugar un papel importante en el vacío institucional, a pesar de sus oponentes en las comunidades cristiana, suní y drusa.

Para las tropas de UNIFIL desplazadas en el sur, son tiempos inquietantes y muy peligrosos. Hizbulá sabe que el gobierno de Saniora, apoyado por Occidente, no podrá implantar nunca la Resolución 1701 de la ONU. La resolución requiere el desmantelamiento de las milicias ilegales que operan dentro de Líbano. La misión de las tropas de UNFIL es la de ayudar al gobierno libanés para que se cumpla este objetivo. Hasta ahora las presiones internacionales no han conseguido este objetivo.

Hizbulá se encuentra en la lista de grupos terroristas estadounidense, y fue el responsable del secuestro de rehenes occidentales en Líbano en los años ochenta, además de otros actos de terrorismo. Para los chiíes de Líbano e Irak, Hizbulá es una organización bien preparada, formada y organizada que cree firmemente en la creación de un estado islámico inspirado en el modelo iraní. A diferencia de la OLP en los años ochenta, que creó un estado dentro de un estado y más tarde fue expulsada de Líbano, Hizbulá está muy enraizada en la comunidad y en el país. Cuenta con diputados en el Parlamento libanés y tuvo ministros en el actual gobierno. Cualquier intento de echarlo podría traer consecuencias de gran alcance. ¿Es la respuesta otra guerra, sea interna o externa?

HEZBOLLAH’S REPUBLIC

Hezbollah, The Party of God created and supported by Iran since the early 1980s to fight the Israeli occupation in Lebanon, has become a real threat to what is left of Lebanon’s sovereignty.

Yesterday a major labour strike was declared in Lebanon and Hezbollah’s followers went on a rampage burning tires and shooting at rival political forces and the Lebanese army. These developments took place amidst open accusations by the Lebanese government that the Shiite nationalist religious militia had created its own telephone network in areas under its control. This is in total contravention to Lebanese laws. In its latest meeting two days ago the government has ordered Hezbollah to dismantle this network. Hezbollah replied that the communication is part of its struggle against Israel.

The basic objective of the Party of God is to be the long arm of the Islamic Republic of Iran in its overall objective to help and support Shiite groups and communities throughout the Middle East. Iran is using groups such as Hezbollah in Lebanon and Hamas in Gaza to extend its influence in the region.

Until the early 1970s, the Shia community in Lebanon was leaderless and was controlled by feudal lords whose main concern was staying in power. In the Lebanese mosaic, the Shias did not fare very well as they were treated as second class citizens.

The inconclusive summer 2006 Israeli war in Lebanon gave a boost to Hezbollah as a formidable foe that could stand up to the most powerful army in the Middle East for more than one month. Since then Hezbollah has been trying, with the support of its Syrian and Iranian patrons, to undermine and destroy what is left of Lebanon’s sovereign trappings. Lebanon has been without a president since last November; the Parliament has not met for a whole year; and this summer, Michel Suleiman, the Lebanese Armed Forces commander, is supposed to retire. Hezbollah is getting ready to play an important part in this institutional vacuum though it is opposed in the Christian, Sunni and Druze communities.

From the mid 1970s onward Iran decided to mobilize the Shias of Lebanon and initiated a whole process of giving financial and military assistance to budding militias.

The Israeli invasion of Lebanon in 1982 brought Hezbollah to the fore as one of the major organizations in the Shia community. The Shia group, with support from both Syria and Iran, created a large network of social services in addition to training a small armed and disciplined force aimed at fighting the Israeli occupation. Hezbollah today is highly popular in large sectors of the Shia community in Lebanon.

For UNIFIL troops operating in South these are ominous and very dangerous times. Hezbollah knows that the Western supported Saniora government will never be able to implement UN Resolution 1701. This resolution calls for the dismantling of illegal militias operating within Lebanon. UNIFIL troops are supposed to help the Lebanese government achieve this objective. So far international pressures have not achieved this aim.

Hezbollah is listed as a terrorist group by the US and is responsible for the kidnapping of Western hostages in Lebanon in the 1980s as well as other acts of terrorism. For the Shias of Lebanon and Iraq, Hezbollah is a skilled, highly trained and organized organization that firmly believes in the creation of an Iran-inspired Islamic state. Unlike the PLO in the 1980s, which created a state within a state in Lebanon and was later chased out of the country, Hezbollah is firmly rooted within its community and in the country. Hezbollah has members in the Lebanese Parliament and had ministers in the current government. Any attempt to dislodge it could have far-reaching consequences. Is another war- internal or external- the answer?

Deja un comentario

Archivado bajo Hezbollah, Iran, Líbano, Oriente Medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s