Sorpresa y preocupacion / Surprise and Concern

 

La crisis actual en Líbano ha cogido a la comunidad internacional por sorpresa. Esta crisis cobra relevancia por la presencia de las fuerzas internacionales que velan por la seguridad en el Sur de Líbano, y que incluyen al contingente español que opera dentro de FINUL. 

En una entrevista con el corresponsal de BBC Arabic en Washington, el presidente estadounidense George W. Bush ha expresado su apoyo total al gobierno de Líbano y a las Fuerzas Armadas Libanesas. En su entrevista, Bush arremetió contra la decisión de Hizbulá de usar su armamento internamente en vez de emplearlo contra los enemigos de Líbano. Bush sostuvo que él no podría “ver como pueden mantener una sociedad con Hizbulá armado como está. En este caso, sin embargo, habían actuado en contra de los libaneses y eso debía lanzar una señal a todo el mundo acerca de cómo se trata de una fuerza desestabilizadora”. 

Bush acusó a Siria, pero principalmente a Irán, de apoyar e instigar a fuerzas antiamericanas en la región, tales como Hamas en Gaza e Hizbulá en Líbano. Bush apuntó en la BBC que uno de los principales objetivos de su viaje a Oriente Medio es subrayar y enfatizar la amenaza creada por la política iraní.  

El principal problema con la política de la administración Bush en lo referente a Líbano es la falta de cohesión acerca de cómo reforzar el gobierno y el ejercito libaneses. Los más conservadores en la administración querrían dar una gran lección a Siria e Irán con una acción militar. Los moderados, encabezados por Condoleeza Rice, siguen creyendo en la posibilidad de alejar a Siria del abrazo iraní. Por último, Estados Unidos sólo ha ofrecido poca ayuda y armamento al ejercito libanés. 

En Israel, la actualidad de los acontecimientos en Líbano ha creado un debate entre aquellos que apoyan otro ataque militar contra Hizbulá y aquellos a quienes les gustaría ver al grupo militante chií hundirse en las arenas movedizas de la política interna libanesa. Esto haría vulnerable a Hizbulá ante un posible ataque israelí. Resulta claro que a estas alturas el gobierno de Israel y las fuerzas armadas tienen las manos atadas, por la crisis que tiene lugar en Gaza y por los desafíos legales que encara el primer ministro Ehud Olmert. Algunos círculos militares israelíes has reclamado la revisión de las normas del compromiso de las tropas de FINUL en el Sur de Líbano, queriendo clasificarlas bajo el Capítulo VII de los Estatutos de las Naciones Unidas.   

No piensan así los gobiernos francés e italiano. En el caso del fracaso total de la iniciativa de la Liga Árabe (una delegación destacada llega mañana miércoles a Beirut), Francia comenzaría a dar pasos en las Naciones Unidas para emitir una declaración conjunta con los Estados Unidos para apoyar al gobierno de Saniora en Líbano. Los italianos por otro lado, han optado por mantener una actitud de “callar y esperar” para ver cómo la situación se desarrollará en Líbano. En el ínterin, Italia es el único país de los que cuenta con tropas en Líbano que ha evacuado a sus civiles. Hasta el momento, Francia y España han alertado a sus respectivos ciudadanos. 

En el mundo árabe la opinión se encuentra dividida en dos, como la Hermandad Musulmana en Jordania, que apoyan maniobras militares de Hizbulá en Líbano, y a aquellos que expresan abiertamente su oposición. En los países dominados por los suníes como Egipto, Arabía Saudí y Jordania, la victoria de Hizbulá en Líbano puede resultar la precursora de una mayor desestabilización, inspirada por Irán, en la región. 

http://www.whitehouse.gov/infocus/mideast/trip2008/index.html

 

SURPRISE AND CONCERN 

The current crisis in Lebanon has caught the international community by surprise. This crisis is made more relevant by the presence of international peacekeeping forces in South Lebanon including a Spanish contingent operating within UNIFIL. 

In an interview today with the correspondent of BBC Arabic in Washington, US President George W. Bush expressed his total support for the government of Lebanon and the Lebanese Armed Forces. In his interview Bush attacked Hezbollah’s decision to use its weapons internally rather than against Lebanon’s enemies. Bush stated that he could not “see how you can have a society with Hezbollah armed up the way they are. In this case though they moved against the Lebanese people and it should send a signal to everybody that they are a destabilising force.” 

Bush accused Syria but mostly Iran for aiding and abetting anti-US forces in the region such as Hamas in Gaza and Hezbollah in Lebanon. Bush told the BBC that one of the major aims of his trip to the Middle East is to underscore and emphasize the threat created by Iran’s policy. 

The major problem with the Bush administration’s policy towards Lebanon is the lack of a unified stand on how to bolster the Lebanese government and army. The hawks in the administration would like to teach Syria and Iran a major lesson through military action. The doves headed by Condoleeza Rice still believe in bringing back Syria away from the Iranian embrace. Lastly, the US has only provided a small amount of aid and weapons to the Lebanese army. 

In Israel, current events in Lebanon have created a debate between those who favour another military attack against Hezbollah and those who would like to see the militant Shiite group get mired in the quicksand of internal Lebanese politics. This would make Hezbollah vulnerable to a possible Israeli attack. It is very clear that at this stage the Israeli government and armed forces have their hands tied first because of the ongoing crisis in Gaza and the legal challenges facing Prime Minister Ehud Olmert. Some Israeli military circles have been calling for the review of the rules of engagement of UNIFIL peacekeepers in South Lebanon placing it under Chapter VII of the UN Charter. 

This is not however the opinion of the French and Italian governments. In case of a total failure of the Arab League’s initiative-a high level delegation is reaching Beirut tomorrow Wednesday-France would initiate steps at the United Nations to issue a joint statement with the US in support of the Saniora government in Lebanon. The Italians on the other hand have opted for a wait and see attitude to find out how the situation will evolve in Lebanon. In the meanwhile, Italy is the only country that has peacekeeping troops in Lebanon to have withdrawn its civilians from the country. So far France and Spain have issued warnings to their respective citizens. 

In the Arab world opinion was divided between those, like the Muslim Brotherhood in Jordan-who supported Hezbollah military moves in Lebanon and those who expressed their open opposition. In Sunni-dominated countries such as Egypt, Saudi Arabia and Jordan Hezbollah’s victory in Lebanon could be a harbinger for further Iranian-inspired destabilisation in the region.

http://www.whitehouse.gov/infocus/mideast/trip2008/index.html

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arabia Saudi, EEUU, Egipto, FINUL, Francia, Fuerzas españolas, Gaza, Hamas, Hezbollah, Iran, Israel, Italia, Líbano, Oriente Medio, Siria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s