Desde Acre (Akko) hasta Mosul / From Acre (Akko) to Mosul

Algo muy preocupante está ocurriendo en Oriente Medio. Extremistas de todas las franjas están destruyendo y minando lo que queda de una era de tolerancia y coexistencia. Beirut, Alejandría, Acre (Akko) y Mosul (Mawsil) han sido todos ejemplos de sitios donde seguidores de diversas minorías vivieron en paz. 

Tristemente hoy no es ese el caso. En las últimas semanas, acontecimientos sangrientos y disturbios han tenido lugar tanto en Mosul (Irak) como en la ciudad de Acre (Akko) en Israel. 

En Mosul, desde el asesinato de 12 cristianos el 28 de septiembre, más de 1.200 familias han huido de la tercera ciudad iraquí más grande, ubicada a 375 kilómetros al norte de Bagdad. Antes de la invasión de Irak por Estados Unidos en 2003 había más de 800.000 cristianos (caldéanos y asirios) viviendo en Irak. Hoy, más de 250.000 se han ido del país. Este es un capítulo trágico en la historia de las relaciones cristiano-musulmanas, no sólo en Irak sino también en Oriente Medio en su conjunto. 

Las minorías están siendo chivos expiatorios de las posturas mantenidas por algunos grupos extremistas, empeñados en una limpieza étnica de las minorías de Irak.  La razón detrás de los asesinatos y del desplazamiento interno de los cristianos de Mosul se encuentra en la actual situación de tensión en Irak. 

A principios de 2009 está previsto que tengan lugar las elecciones provinciales, de acuerdo con una ley reciente aprobada por el parlamento iraquí.  Sin embargo, los legisladores iraquíes han dejado la cuestión de la representación de la minoría para un proceso posterior. Esto ha brindado a algunos grupos islamistas extremistas la oportunidad de comenzar una campaña para asustar a los cristianos iraquíes y forzarles a abandonar las ciudades dominadas por musulmanes. 

En Acre (Akko) la ciudad israelí al oeste de Galilea, las autoridades locales y el gobierno israelí siempre han presumido de la coexistencia que existió entre los árabes y los judíos, hasta la semana pasada.

 El miércoles de la semana pasada, los israelíes conmemoraron Yom Kippur (el Día de la Expiación), el más importante de las celebraciones judías. Durante ese día todas las actividades se paralizan. Esa misma noche, un ciudadano palestino de Israel fue a recoger a su hija en un barrio judío en Acre. Grupos extremistas judíos, la mayor parte colonos israelíes que acudieron a la ciudad con el propósito de montar bronca, atacaron con piedras el coche del desafortunado árabe. La principal acusación fue que Tawfiq al-Jamal estaba conduciendo su coche a gran velocidad alterando la calma de la poblada área judía de Acre, acusación que él negó. Durante cuatro días hubo disturbios y varios negocios y casas de árabes fueron destruidas o fuertemente dañados. El Sr. al Jamal fue arrestado posteriormente por la policía israelí. Conducir en Yom Kippur no está considerado ilegal dado que muchos israelíes seculares utilizan sus coches durante el día. Afortunadamente, el gobierno israelí, incluyendo al presidente Shimon Peres, intervino e hizo una llamada para la calma en coordinación con los líderes israelí-palestinos de Acre. 

Hoy, la elección para Oriente Medio se encuentra entre la exclusión violenta y la coexistencia pacífica. ¿Dónde caerá el dado?

 

FROM ACRE (AKKO) TO MOSUL 

 

There is something very worrisome going on in the Middle East. Extremists of all stripes are destroying or undermining what is left of an era of tolerance and coexistence. Beirut, Alexandria, Acre (Akko) and Mosul (Mawsil) have all been an example, where followers of different minorities lived in peace. 

Sadly so, this is not the case today. In the last few weeks bloody events and riots have taken place in both Mosul (Iraq) and the town of Acre (Akko) in Israel. 

In Mosul, since the killing of 12 Christians on September 28, more than 1200 families have fled the third major Iraqi city located 375 kilometers north of Baghdad. Before the U.S. invasion of Iraq in 2003 there were over 800,000 Christians (Chaldeans and Assyrians) living in Iraq. Today, more than 250,000 have left the country. This is a tragic and sad development in the history of Christian-Muslim relations, not only in Iraq but in the Middle East as a whole. 

Minorities are being scapegoated by the views held by some extremist groups bent on ethnically cleansing Iraq of its minorities. The reason behind the killings and the internal displacement of Mosul’s Christians can be found in the current tense situation in Iraq. 

Early in 2009 provincial elections are supposed to take place according to a recent law approved by the Iraqi parliament. However, Iraqi legislators have left the issue of minority representation to a later stage. This has given some extremist islamist groups the opportunity to initiate a campaign to scare Iraqi Christians and force them to leave Muslim-dominated cities. 

In Acre (Akko) the Israeli town in Western Galilee, local authorities and the Israeli government have always boasted of the coexistence that existed there between Arabs and Jews until last week. 

A week ago Wednesday, Israelis were commemorating Yom Kippur (the Day of Atonement), the most important of Jewish holidays. During that day all activities stop. That same night a Palestinian citizen of Israel went to pick up his daughter from a Jewish neighbourhood in Acre. Jewish extremist groups, mostly Israeli settlers that came to the town for the purpose of creating trouble, attacked the hapless Arab’s car with stones. The main accusation was that Tawfiq al-Jamal was driving his car very fast disturbing the quiet of the Jewish populated area of Acre, accusation he denied. Riots ensued for four days and several Arab-owned businesses and homes were destroyed or heavily damaged. Mr. al-Jamal was later arrested by the Israeli police. Driving on Yom Kippur is not considered illegal as many secular Israelis use their car during that day.  Thankfully though, the Israeli Government including President Shimon Peres himself intervened and called for calm in coordination with Acre’s Israeli Palestinian leaders. 

The choice for the Middle East today is between violent exclusion and peaceful coexistence. Where will the dice fall?

Deja un comentario

Archivado bajo Acre (Akko), Assyrians, Chaldeans, Iraq, Israel, Mosul, Oriente Medio, Yom Kippur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s