Envejecimiento en oriente medio / Ageing in the Middle East

 

Este es mi blog número 100 sobre Oriente Medio. No hubiese sido posible sin el fiel apoyo de mis lectores, aquellos quienes creyeron en mi trabajo y lo financiaron, mis traductores, y sobre todo, el capaz equipo de la Foreign Policy Edición Española. ¡Hay más por venir! 

Esta mañana he ido a cortarme el pelo. De repente he notado un gran mechón de pelo blanco cubriendo mi cabeza. A los 56 años supongo que me estoy haciendo viejo. ¿O lo soy ya? 

De vuelta en mi piso he tenido la idea de escribir acerca del envejecimiento en Oriente Medio. Este es el tema sobre el que pocos hablan hoy en día dado que la gran mayoría de la población en Oriente Medio afortunadamente es joven. 

Nací en Ghana (Oeste de África) y a los tres años mis padres decidieron enviarme de vuelta a Líbano para aprender árabe e ir a la escuela. Dos miembros de la familia jugaron un papel importante en mis años de juventud. Fueron mis dos abuelas: Marie y Hanneh, ambas ya fallecidas. 

Marie era mi abuela materna y la quería. Con su pelo blanco y su dulce comportamiento se aseguró de que tuviera todo lo que necesitaba. “Meme” como la solíamos llamar  (Meme es una palabra en francés que se usa para abuela)  me despertaba y preparaba el desayuno antes de ir a la escuela. Junto con mi abuela Marie vivía su hijo, mi difunto tío “Tonton” Raymond, quien seguía soltero por aquel entonces. Raymond era anestesista de uno de los principales hospitales de Beirut. 

Un día, de vuelta de la escuela, mientras me ayudaba con mis deberes, Meme se dio cuenta de que yo sostenía los libros muy cerca de mis ojos para poder leer. Se preocupó y le pidió a Raymond que me llevara al oftalmólogo para una revisión de mis ojos. ¡Y quien lo iba a decir!, verdaderamente tenía una fuerte miopía y tuve que llevar gafas, lo que sigo haciendo a la edad de 56 años. Meme Marie vivió y murió en la casa de Tonton Raymond en Beirut. 

Hanne, mi abuela paterna, fue otro de mis ángeles de la niñez. “Teta” (así es como los libaneses llaman a sus abuelas) fue el máximo ejemplo de una indulgente, dulce, preocupada y bondadosa mujer. Rezaba constantemente y permaneció la mayor parte de su vida en la preciosa casa familiar que fue posteriormente destruida durante la guerra civil. 

Nunca olvidaré la ternura con la que me mimó Teta Hanne. En las tormentas fuertes me solía asustar de los relámpagos y truenos. Solía llamar a Teta y ella dulcemente venía a mi cama para aliviar mi miedo. 

Por la mañana antes de ir a la escuela, Teta solía llenar mis bolsillos, así como los de mi hermano, con dulces de todas clases y unas pocas piastras para comprar “man´ushe” en el colegio. “Man´ushe” es una pizza libanesa hecha con tomillo y aceite. 

Las echo de menos a las dos “Meme” Marie y “Teta” Hanne. Tuvieron un gran impacto en mi vida. Ellas también me enseñaron que cuanto más viejo te haces más dulce te vuelves. ¿Me equivoco? 

 

AGEING IN THE MIDDLE EAST 

 

This is my 100th posting on this blog on the Middle East. This could not have happened without the faithful support of my readers, those who believed in my work and funded it, my translators, and most of all, the very capable team of Foreign Policy Edicion Española. More is coming!  

This morning I went for a hair cut. Suddenly I noticed a large swath of white hair covering my head. At age 56 I guess I am getting old. Or am I? 

Back in my apartment I had the idea to write about ageing in the Middle East. This is a theme few talk about these days given that the large majority of the population in the Middle East is thankfully made up of youth. 

I was born in Ghana (West Africa) and at the age of 3 my parents decided to send me back to Lebanon to learn Arabic and go to school. Two family members played an important role in my younger years. They were my two grandmothers: Marie and Hanneh who are both gone to heaven. 

Marie was my maternal grandma and I loved her. With her white hair and gentle demeanour she made sure I had everything I needed. “Meme” as we used to call her-Meme is a word the French use for grandma- woke me up and got breakfast ready before I went to school. Together with Meme Marie lived her son, my late uncle “Tonton” Raymond, who was still single then. Raymond was an anaesthesiologist practicing in one of Beirut’s major hospitals. 

One day, back from school, while helping me with my homework, Meme noticed that I was keeping books very close to my eyes to be able to read. She got worried and asked Raymond to take me to an ophthalmologist to have my eyes checked. Lo and behold yours truly had a strong myopia and had to wear glasses which I still do at the age of 56.  Meme Marie lived and died in Tonton Raymond’s house in Beirut. 

Hanne, my paternal grandma was another of my childhood angels. “Teta” (this is how the Lebanese call their grandmas) was the ultimate example of a soft, sweet, tender and caring woman. She prayed constantly and led pretty much most of her life in the beautiful family home which was later destroyed during the civil war. 

I will never forget the tenderness Teta Hanne pampered me with. During major rain storms I used to be scared of lightning and thunder. I used to call on Teta and she gently came to my bedside to soothe my fear. 

In the morning before going to school Teta used to fill my pockets and that of my brother’s with candies of all sorts and a few piasters to buy “man´ ushe” in school. A “man´ ushe” is a Lebanese pizza made with thyme and oil. 

I miss both “Meme” Marie and “Teta” Hanne. They had a big impact on my life. They have also taught me that the older you get the gentler you are. Am I wrong?

Deja un comentario

Archivado bajo Líbano, Oriente Medio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s