¿Jerusalen: Cuan Santa?/ Jerusalem: How Holy?

 

El domingo pasado una pelea se desató entre curas ortodoxos griegos y armenios en la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, uno de los lugares más venerados de la iglesia cristiana. 

Desde la ocupación israelí de Jerusalén en 1967, las comunidades cristianas han menguado a unos niveles alarmantes. Existe el riesgo de que en pocos años la Ciudad Santa podría convertirse en un “museo de piedras”, como dijo el Papa Pablo VI una vez. En 1980, el gobierno israelí declaró Jerusalén su ciudad “eterna”. Casi todos los países extranjeros tienen su representante diplomático destacado en Tel Aviv. 

El futuro estatus de la ciudad es una cuestión muy peliaguda entre israelíes y palestinos; será el asunto de más difícil resolución si alguna vez el “proceso de paz” mostrara avances reales. 

Jerusalén – Yerushalaim para los judíos, y  al-Quds al-Sharif para los musulmanes – es una ciudad sacra por la presencia de sitios santos muy venerados por las tres religiones monoteístas. 

A lo largo de su atormentada historia, Jerusalén ha sido un lugar sagrado para los seguidores de la fe judía. Según la ley judía, cuando un judío reza, tiene que estar posicionado hacia la “Ciudad de la Eternidad”, tal y como especifica la Biblia. Los principales lugares sacros judíos incluyen la Tumba de Absalón, la Tumba de David, y el Muro de las Lamentaciones, este último el emplazamiento del Templo de Salomón, que fue destruido dos veces por invasores extranjeros. 

Para los musulmanes, Jerusalén es la tercera ciudad más santa en Islam, después de Meca y Medina, debido a su asociación con el Profeta Mahoma. Jerusalén no recibe ninguna mención en el Corán, pero los musulmanes creen que el Profeta realizó un viaje milagroso de noche hasta Jerusalén. Cabalgó sobre un caballo con alas (Buraq) desde Meca hasta la Mezquita al Aqsa en Jerusalén. 

Para los cristianos, Jerusalén es el lugar donde Jesús predicó su mensaje y donde fue crucificado y murió. Los lugares sagrados incluyen, entre otros sitios, el Cenáculo, la Iglesia de Santa Ana, la Tumba de la Virgen, el Jardín de Getsemani y la Basílica del Santo Sepulcro, donde Jesús fue crucificado y enterrado. 

En el reino de los Otomanes, las iglesias católico romana y ortodoxa griega lucharon entre sí por el derecho de controlar algunos de los lugares santos en Jerusalén. En 1852, el Sultán Otomano emitió un estatuto (Status Quo) que se convirtió en instrumento legal que regulaba los derechos de propiedad y de administración de los Lugares Santos en Jerusalén.

 Sin embargo, la propiedad de los Lugares Santos sigue siendo un motivo de discusión entre las comunidades cristianas. Varios Lugares Santos son propiedad en común entre más de una denominación. Por ejemplo, la Iglesia del Santo Sepulcro la comparten los Griegos Ortodoxos, los Católicos Romanos, los armenios, los Coptos, los sirios y los etíopes. Las llaves de este lugar santo cristiano han estado, desde los tiempos de la dominación otomana, en manos de una familia musulmana palestina. Esto explica los últimos hechos en este lugar tan sagrado cristiano. ¡Cada comunidad cristiana está celosa de su trozo de la Basílica! ¿Cuán santa es Jerusalén? 

 

JERUSALEM: HOW HOLY? 

 

Last Sunday a brawl erupted between Greek Orthodox and Armenian priests in the Basilica of the Holy Sepulchre in Jerusalem, one of Christianity’s holiest places. 

 Since the Israeli occupation of Jerusalem in 1967 Christian communities have seen their number dwindle to an alarming level. There is a risk that in few years the Holy City could become a “museum of stones” as Pope Paul VI once said. In 1980, the Israeli government declared Jerusalem as its “eternal” capital. Most countries, with very few exceptions, have their diplomatic representatives based in Tel Aviv. 

The future status of the city is a major bone of contention between Israelis and Palestinians and will be the toughest issue to resolve if the “peace process” between them goes anywhere. 

Jerusalem-Yerushalaim for Jews al-Quds al-Sharif for Muslims and Christians-is a sacred city because of the presence of holy shrines highly revered by all three monotheistic religions. 

Throughout its troubled history, Jerusalem has been a sacred place for the followers of the Jewish faith. According to Jewish law, when a Jew prays he must face in the direction of the “City of Eternity” as is specified in the Bible. The major Jewish holy places include the Tomb of Absalom, the Tomb of David, and the Wailing Wall site of the Temple of Solomon that was twice destroyed by foreign invaders. 

For Muslims, Jerusalem is the third holiest city in Islam, after Mecca and Medina, because of its association with the Prophet Muhammad. Jerusalem is never mentioned in the Qur’an, but Muslims believe that the Prophet made a miraculous journey by night to Jerusalem. He rode on a winged steed (Buraq) from Mecca to the al Aqsa Mosque in Jerusalem. 

For Christians, Jerusalem is the place where Jesus preached his message and where he was crucified and died. The holy shrines of Christendom include among other sites the Cenacle, the Church of Saint Anne, the Tomb of the Virgin, the Garden of Gethsemani and the Basilica of the Holy Sepulchre where Jesus was crucified and buried. 

Under the Ottoman rule, Latins and Greek Orthodox have fought for the right to control some of the holy places in Jerusalem. In 1852, the Ottoman Sultan issued a statute (Status Quo) that became a legal instrument regulating the rights of ownership and administration of the Holy Places in Jerusalem. 

Nonetheless, ownership of the Holy Places is still a bone of contention between Christian communities. Several Holy Places are shared by more than one denomination. For example, the Church of the Holy Sepulchre is shared by the Greek Orthodox, the Roman Catholics, the Armenians, the Copts, the Syrians, and the Ethiopians. The keys to this sacred Christian shrine have been, since Ottoman domination, in the hands of a Muslim Palestinian family. This explains the latest events in this most holy of Christian shrines. Each Christian community is jealous of its chunk of the Basilica! How holy is Jerusalem?

1 comentario

Archivado bajo Al-Quds al Sharif, Iglesia del Santo Sepulcro, Israel, Jerusalen, Meca y Medina, Oriente Medio, Palestina, Papa Pablo VI, Yerushalaim

Una respuesta a “¿Jerusalen: Cuan Santa?/ Jerusalem: How Holy?

  1. Lo que esto demuestra una vez más es la hipocresía de algunos dirigentes religiosos que se dejan llevar más por intereses particulares que por la espiritualidad. Si realmente sus fieles tienen fe, no deben preocuparse de nada pero la cuestión aquí es otra: perder ingresos procedentes del turismo o influencia en la zona a favor de otros credos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s